Iñigo Urkullu

Aurrekoa Hurrengoa

Abe 31

Iniciamos un nuevo año manteniendo la ilusión en el futuro de Euskadi

En tan solo unas horas, iniciaremos el nuevo año 2016. Lo hacemos con ilusión. Con esperanza. Con el convencimiento pleno de que somos capaces de afrontar los retos que tenemos por delante. En 2016 Euskadi se ofrecerá a Europa y al mundo como un País de cultura, oportunidades, moderno y competitivo; con un espíritu solidario y abierto. En unas horas, Donostia será Capital Europea de la Cultura. Un proyecto de País que va a impulsar la convivencia. "Convivir es vivir con". Ese es su lema. Y este es el espíritu con que iniciamos el año. Una convivencia que se asienta en los valores de la solidaridad, el esfuerzo compartido y la cohesión social. Convivir es ser consciente de la riqueza de la diversidad y la pluralidad. Convivir es compartir valores y proyectos de futuro, trabajar juntos por un proyecto común. Este es nuestro proyecto para Euskadi.

La economía mundial vive momentos de incertidumbre, tratando de salir de una crisis muy profunda y duradera. Nuestra determinación es seguir adelante, avanzando y mejorando día a día. En Euskadi, gracias al esfuerzo compartido, hemos comenzado a crecer y se ha iniciado la recuperación del empleo. Sabemos que necesitaremos todos los años de esta década para restablecernos de forma plena. Nada será como antes. Cierto. Pero hoy tenemos más confianza para afrontar los cambios que serán inevitables y construir un futuro mejor. 

El Gobierno Vasco va a mantener el "compromiso con las personas" como eje central de actuación. Los servicios públicos de Salud y Educación y la protección a las familias y personas que más lo necesitan, así como la seguridad, van a seguir garantizadas. Ante las situaciones de desigualdad y pobreza causadas por la crisis, la solidaridad, cohesión y la justicia social van a seguir siendo la prioridad de nuestro Gobierno, porque son también la prioridad de nuestra propia sociedad. Una sociedad vasca que, de manera responsable, garantiza la dignidad de vida de todas las personas y no deje a nadie atrás, es una sociedad en la que merece la pena vivir. Convivencia significa también respeto e igualdad. Hoy tengo un recuerdo especial para todos y cada uno de los casos de violencia contra la mujer que hemos padecido este año. Es una lacra social que debemos erradicar. La convivencia supone apostar por la igualdad efectiva de oportunidades entre mujeres y hombres. La educación en los valores de igualdad y de respeto es la premisa fundamental para avanzar en una sociedad libre de violencia contra las mujeres. Y contra todo ser humano.

Este 2015 ha marcado el inicio de la recuperación económica. El inicio. Nos corresponde afianzar esta tendencia. Seguir aplicando nuestro modelo de desarrollo humano sostenible. Vamos a mantener el nervio de la política económica para el crecimiento y el empleo: la apuesta por la Innovación y la Internacionalización; la inversión; el impulso de "Basque Industry 4.0", la tecnología y digitalización, la especialización inteligente y los servicios avanzados. Es nuestro modelo de crecimiento basado en el apoyo a la economía productiva, la cooperación y la concertación público-privada. La política económica del Gobierno va a seguir primando la inversión y el crecimiento.

Conocemos las dificultades del mercado de trabajo, muy especialmente para la juventud y las personas paradas de larga duración. El Gobierno Vasco trabaja en colaboración con todas las instituciones, el mundo de la formación y la empresa compartiendo una prioridad: contribuir a generar oportunidades de empleo de mayor calidad. Lo seguiremos haciendo día a día, empleo a empleo, hasta recuperar nuestra posición previa a la crisis.

El nuevo año 2016 es también una oportunidad para la extensión de la cultura de la paz y la convivencia. En Euskadi seguimos dando cumplimiento a nuestros compromisos: la educación en valores, la memoria y el reconocimiento a las víctimas del terrorismo. Hemos abierto las puertas del Instituto Gogora y avanzado en el Plan de Paz y Convivencia del Gobierno. El nuevo escenario político nos permite reiterar la necesidad de avanzar en el acuerdo institucional y político, con altura de miras, aplicando una auténtica política de Estado para la Paz y la Convivencia. Creemos en ello y vamos a perseverar hasta conseguirlo. Este año, además, hemos padecido muy de cerca los efectos del terrorismo internacional. La respuesta demanda la participación de la Unión Europea en una política exterior, de cooperación y seguridad común. Es necesario solucionar los conflictos en origen y, ante todo, nos corresponde movilizar la conciencia social y asentar los valores de la acogida y la solidaridad, porque las víctimas de la guerra y la destrucción quieren encontrar paz y futuro en Europa. Este momento es una oportunidad para recordar, no olvidar, el drama personal de millones de familias desplazadas y refugiadas. Toda Europa debemos actuar y ofrecer soluciones.

Iniciamos un nuevo año manteniendo la ilusión en el futuro de Euskadi. Hemos logrado asentar una sociedad cohesionada, con iniciativa y capacidad de crecimiento. A pesar de la prolongada crisis económica, hemos logrado mantener los servicios públicos esenciales y primar la atención a las personas que más lo necesitan. Lo hemos conseguido aplicando rigor, responsabilidad y realismo. Ahora contemplamos el futuro con mayor confianza. Nuestra historia y cultura de trabajo nos demuestran que si compartimos un objetivo común tenemos capacidad de alcanzarlo. Ese objetivo, en este mundo abierto y global, es Euskadi–Basque Country. Miramos al futuro y aspiramos a seguir construyendo sobre lo construido: un País moderno, cohesionado y competitivo. Un País que sabe que su mayor activo son las personas; personas con valores: el esfuerzo, el compromiso y la solidaridad. Son valores que nos han sido transmitidos de generación en generación, y que nos corresponde preservar y legar a la siguiente.

Este próximo 2016 se cumplen 80 años del primer Estatuto de Euskadi, del primer Gobierno Vasco y el primer Lehendakari, José Antonio Agirre. También su legado sigue vigente: la institucionalización de Euskadi; la política centrada en la persona, los valores del humanismo y la justicia social; el compromiso con el euskera y la cultura; un proyecto de construcción del País en el día a día, basado en los Derechos Históricos de los Territorios Forales, afirmado en el compromiso nacional y el compromiso social. Este 2016 nos corresponde, desde lo ya construido, defender y seguir avanzando en nuestro autogobierno, desde la colaboración, el acuerdo y la participación. Según lo decida la representación política e institucional, y lo ratifique legalmente la sociedad vasca. Comienza un nuevo año, sigamos trabajando y colaborando para hacer de Euskadi un País de convivencia, modelo de desarrollo humano y crecimiento sostenible. Una Euskadi abierta al mundo que apuesta por la cultura como base para la convivencia y la vida en común.

Mil gracias por su atención, zorionak eta urte berri on!

Idatzi ohar bat

Pribatutasun politika
Urkullu.eu blogak formulario honen bidez sartutako datu guztien segurtasuna eta konfidentzialtasuna bermatzen du eta hori guztiori, Datuen Babesari buruzko 15/1999 Lege Organikoaren arabera.Nahi izanez gero, Legean agertzen den sarbide, zuzenketa eta deusestapen eskubideak erabil ditzakezu, mezu bat hona zuzenduz: internet@eaj-pnv.eu.